Resistencia no violenta: lucha por el cambio que sí funciona

Durante décadas, expertos han estudiado la protesta pacífica y han coincidido en en que  es posible salir de un régimen totalitario manteniendo con firmeza esta forma de lucha. Acá algunas razones explicadas por el sociólogo de la UCAB, Daniel Fermín

Resistencia no violenta: lucha por el cambio que sí funciona

Durante los últimos 41 días, la protesta y resistencia civil se han mantenido en las calles a pesar de la represión por parte de los cuerpos de seguridad nacional.

Recientemente, el investigador del Centro de Estudios Políticos de la UCAB Daniel Fermín afirmó en una entrevista publicada en El Nacional que “la represión desmedida, lejos de mermar la participación, ha encendido una llama de indignación en los venezolanos, que están determinados a no dejar las calles hasta lograr sus conquistas”.

¿Cuál es la razón de fondo? Más allá de los objetivos políticos claros o la unidad de criterio de parte de la dirigencia, el también profesor de la Católica cree que la masiva convocatoria de las protestas de las últimas semanas ha sido “resultado de una estrategia convencidamente no violenta” que ha convencido a muchos ciudadanos.

Ahora bien, ¿es la resistencia pacífica realmente efectiva? Las estadísticas dicen que sí.

Según Erica Chenoweth y Maria J. Stephan, autoras de la investigación titulada “¿Por qué la resistencia civil funciona?”, apenas 17% de iniciativas no violentas fracasan en el intento por alcanzar un cambio político. Por su parte, el índice de fracaso casi se cuadriplica cuando de manifestaciones violentas se trata: 67%, es decir, seis de cada 10 no logran un cambio de gobierno.

Además,  las investigadoras señalan que una de las más evidentes ventajas de la resistencia civil es el número de participantes que se incorporan a ella. Según sus cifras, en promedio  las protestas pacíficas  tienen 150.000 involucrados más que las de carácter violento.

“Es justamente contra este tipo de gobierno represivo altamente centralizado que la no violencia tiene su mayor efectividad”, aseveró Daniel Fermín en la mencionada entrevista.

 CREATIVIDAD CIUDADANA

Según el sociólogo, hay diversos casos que muestran cómo la lucha no violenta conduce, si se desarrolla correctamente, a un cambio de régimen. Algunos de ellos son el de Suráfrica, Filipinas, Serbia, Turquía, Ucrania y Túnez.

Pero aún puede existir una duda sobre qué es exactamente la resistencia no violenta. En palabras de Daniel Fermín, la resistencia pacífica “está lejos de ser, como algunos podrían pensar, una postura pasiva.

La #NoViolencia no es comeflorismo, resistencia no violenta no implica docilidad, todo lo contrario. Es innovación y contundencia”.

En el segundo volumen de “Politics of nonviolent action”, del filósofo estadounidense Gene Sharp, se muestran 198 formas de lucha pacífica divididas en tres grupos: persuasión y protesta no violenta, desobediencia (social, económica y política) e intervención no violenta.

Uso de símbolos alusivos en la vestimenta, desnudos de protesta, pintadas de protesta, acoso no violento a autoridades o personas involucradas con gobiernos, peregrinaciones, luto activo, renuncia a honores, ayunos, minutos de silencio e impago de rentas son algunos de los ejemplos, a los cuales también se suman declaraciones públicas conjuntas, comunicados y hasta incursiones u ocupaciones pacíficas en lugares públicos.

Fermín se ha dedicado a difundir esta tesis a través de las redes sociales. En su cuenta de Twitter @danielfermin  ha detallado por qué las iniciativas no violentas resultan más efectivas en “incrementar los costos al régimen, dividir sus pilares de apoyo y erosionar su terreno”.

El especialista también señala que esta clase de resistencia resulta beneficiosa para ganar apoyo internacional y lograr “desafecciones en aliados externos al régimen”. Además, logra promover la disrupción a través de “no cooperación”. Esto significa que conduce a cambios de lealtades entre simpatizantes del régimen.

Pero lo más importante es que, cuando la resistencia pacífica obtiene resultados, los logros alcanzados son más sólidos.

“Las democracias que nacen como resultado de movimientos no violentos tienden a ser más estables, duraderas y pacíficas que las que surgen de una disrupción violenta”, comenta Fermín, para quien casos como el del joven que se desnudó frente a los efectivos de la Guardia Nacional con un libro en la mano o la señora que se plantó frente a una tanqueta para enfrentar la represión son ejemplos de lucha que enaltecen la dignidad.

“Venezuela está hoy conmovida e inspirada por un muchacho desnudo con una Biblia y una señora que se coloca en el camino de un vehículo militar; por unos muchachos, estudiantes de medicina, que salen a sanar las heridas del odio; por un pueblo llevado a la asquerosidad de El Guaire pero impoluto en su resolución. Ellos y muchos más son reflejo vivo de la dignidad humana”, escribió en Politikaucab.net.

Foto de portada por Donaldo Barros.

♦Patricia Graziani


Publicado en El Ucabista el 12 de mayo de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s