La Palma

058 – 22 de mayo de 2020

_____

La polarización extrema ha significado la cooptación de los principales medios de comunicación. Este espacio ofrece una visión crítica detrás de algunos de los principales titulares diarios, en un formato sucinto.

_____

Mi comentario de hoy

Virajes

Viraje en altamar

El de quienes pasaron, con la rapidez de un crucero, del “¡no pasarán!” al “gran cosa que pasen”, con respecto al arribo de tanqueros iraníes con gasolina para Venezuela, aceptando a regañadientes lo improbable de una nueva crisis de los misiles cubanos en aguas venezolanas.

Viraje eclesiástico

El de la Iglesia Católica, que tras respaldar (y en gran medida impulsar) la política intransigente del ‘interinato’, hoy declara, en voz del Cardenal Porras, que “no hay manera de salir sino aceptándonos unos a otros”, respaldando el diálogo y afirmando que las partes deben encontrar una solución a la crisis que ponga como prioridad a la gente.

En días pasados, el rector de la Universidad Católica, figura principal de lo que empezó con la abstención de 2018, reflexionó también sobre el agotamiento de la estrategia neo-salidista.

Viraje analítico

“Mayor deterioro económico no implica cambio político”, afirma hoy Asdrúbal Oliveros, quien ha sido consistente en advertir sobre el riesgo de las sanciones, en alusión a la estrategia de agravar la crisis para salir de Maduro, punto neurálgico de la política de sanciones impulsada por el G4.

Pero otros analistas, que han bailado pegado con el ‘interinato’ durante dos años, también hacen su viraje. Hoy afirman que obviamente, el mismo ‘obviamente’ que empleaban para decir lo contrario hace escasos meses, la estrategia neo-salidista no lleva para ningún lado y que se debe apostar a la política y al sendero electoral.

Viraje sin rectificación

Ya nos hemos referido, en entregas pasadas, sobre virajes sin rectificación, los que se acomodan sin que medie una reflexión sobre los errores, parecidos a una lavada de manos, Algo es algo, supongo. Ojalá estos virajes no sean simplemente un intento por salvar cara, y que lleven a otra manera de hacer política, aprendiendo que no se puede construir el cambio contra la gente, sino con la gente, y que no se puede construir una alternativa desde la exclusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s