La Palma

050 – 12 de mayo de 2020

_____

La polarización extrema ha significado la cooptación de los principales medios de comunicación. Este espacio ofrece una visión crítica detrás de algunos de los principales titulares diarios, en un formato sucinto.

_____

Mi comentario de hoy

Buenas intenciones y talento desperdiciado

Es innegable que el llamado Plan País que ha presentado el G4 como una especie de cura-todo cuenta con el concurso de talentos extraordinarios. Conozco a varios de los expertos que han dedicado su conocimiento y su tiempo a esta empresa. Sé de sus buenas intenciones, de su amor por el país.

El Plan País cojea por varias patas. La más notable, su concepción como documento de expertos, cerrado a la participación de los venezolanos. “No podría ser de otra manera”, protestarán los que no ven más allá de sus, también cerradas, concepciones ideológicas de élites. En ese sentido, se parece mucho a los lineamientos para el programa de gobierno redactados por la Mesa de la Unidad para la campaña de 2012, documento en el cual, por cierto, aparezco como firmante y al que, oh sorpresa, se le asignó poco menos que un carácter decorativo, existiendo en paralelo con otro documento, también de lineamientos de programa de gobierno (y también decorativo), producido por la propia campaña.

Más allá de esa estrecha visión con la que fue ideado, la verdadera lástima del Plan País es el talento desperdiciado que hay detrás. Nadie duda que el doctor Julio Castro es la principal autoridad epidemiológica con la que cuenta Venezuela. Lo mismo para Humberto Prado en el tema penitenciario y muchos otros talentos en sus respectivas áreas.

De allí que resulte lamentable que estos venezolanos de bien fuesen embaucados en mala hora por lo que a leguas no era más que que la reedición de La Salida. Comprometidos, como ahora lo están, con la aventura del ‘gobierno interino’, se pierde potencialmente su aporte justamente en el momento en que Venezuela más lo necesita.

-La Guerra es la Paz

Propone Vente Venezuela una “operación de paz” en Venezuela, eufemismo para la intervención militar extranjera que recuerda a aquella consigna Orwelliana: “La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s