La Palma

025 – 7 de abril de 2020

_____

La polarización extrema ha significado la cooptación de los principales medios de comunicación. Este espacio ofrece una visión crítica detrás de algunos de los principales titulares diarios, en un formato sucinto.

_____

Titulares y mi comentario de hoy

-Almagro: Es necesario que las sanciones contra el régimen de Maduro sean más fuertes (La Patilla)

Insiste Almagro en la estrategia que le ha dado rédito y que logró reelegirlo como cabeza de la OEA, sin importar el costo para la credibilidad y el papel de la Organización.

Al igual que Borges y compañía, pintan un escenario de fuerza ante un gobierno todopoderoso e inmune a la política.

La verdad es que la imagen de este leviatán imbatible la arguyen para justificar sus fracasos, su falta de sintonía con los venezolanos más humildes, su incapacidad y flojera para hacer el trabajo de base, su preferencia por la rosquita por encima de la democracia.

Aquí insistimos: el cambio se construye con la gente, no contra la gente.

Trump dice que tuvo una conversación “muy amistosa” con Biden sobre coronavirus (Reuters)

Trump se ha referido a Joe Biden como “Sleepy Joe”, “Crazy Joe”, “perdedor”. Ha puesto en duda sus capacidades mentales. Se ha metido con su familia. Biden ha dicho que le gustaría llevar a Trump detrás del gimnasio para darle una golpiza. “I’d beat the hell out of him”.

Aun así, a apenas 6 meses de las elecciones presidenciales de un EEUU particularmente polarizado, ambos líderes, el presidente y el virtual candidato del partido de oposición, hicieron una tregua para conversar sobre el coronavirus.

“Una conversación muy amistosa”. “Maravillosa y cálida”, dijo Trump. Biden “compartió varias sugerencias de acciones que el gobierno puede tomar para abordar la pandemia” en una “buena conversación”, dijo la campaña de Biden.

¿Y en Venezuela? ¿Qué dicen los abanderados del odio, muchos de ellos fans confesos de Trump? “No es lo mismo…” replicarán, pero ese tema, la ridícula proposición del “excepcionalismo venezolano”, lo dejamos para otro formato en el que podamos ahondar más.

-“La zona más cómoda”

Escribe un militante del sectarismo que llamar a acuerdos por el coronavirus representa “la zona más cómoda del activismo”. Se equivoca. Se equivoca mil veces.

Nada más difícil que nadar contra la corriente de la polarización extrema, de sus odios, su segregación, su censura social, sus costos políticos, su ridícula y pretendida superioridad moral. Pero es lo correcto.

Lo más cómodo, sí, es atrincherarse en las inamovibles posiciones del sectarismo y la prepotencia mientras se bebe el amargo jugo de la frustración por los planes fracasados de lo que era, desde el principio, la crónica de una fantasía anunciada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s