La Palma | Ya no saben qué inventar

De aquí a diciembre nos tocará evaluar, como sociedad, el avance o retroceso del coronavirus y su impacto en una convocatoria electoral, pero decir hoy, a seis meses de la cita, que hay que desmontar todo y no hacer nada es irresponsable y sólo sirve para justificar la narrativa de un grupo que ha hecho de la inacción y el secuestro de la participación su bandera.